¿Decir o no decir feliz día?

0
900

La conmemoración del Día Internacional de la Mujer, no nació con el fin de resaltar su figura o su belleza, tiene una historia amplia y llena de momentos cruciales. Esta celebración está rodeada de luchas a lo largo de los años, luchas por derechos en los diferentes ámbitos sociales y por igualdad de oportunidades.  Y es que son muchos los momentos que componen la historia de este día, pero existen algunos relevantes que han llevado a grandes decisiones.

Uno de esos primeros momentos importantes para el inicio de esta revolución femenina data de 1908, precisamente el 8 de marzo, cuando más de 15 mil mujeres salieron a las calles de Nueva York, para exigir menos horas de trabajo, mejores salarios y el derecho a votar. Esto llevó a que el 28 de febrero de 1909 en esta ciudad, se llevara a cabo el primer Día Nacional de la Mujer.

En el año 1910 en la II Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas realizada en Copenhague, capital de Dinamarca, se reiteró la demanda del derecho al voto para todas las mujeres y Clara Zetkin, propuso proclamar el Día Internacional de la Mujer Trabajadora.

Para el 19 de marzo de 1911, en Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza, se celebró por primera vez el Día Internacional de la Mujer Trabajadora. Seis días después se presentó el incendio en la fábrica Triangle Shirtwaist de Nueva York, en el que murieron 123 jóvenes trabajadoras y 23 trabajadores, debido a que no pudieron salir del edificio porque estaban encerradas.

Como estos han sido muchos los hechos ocurridos en referencia al Día Internacional de la Mujer y muchos países con el pasar del tiempo fueron instaurando este día, en 1975 la Organización de las Naciones Unidas (ONU), conmemoró esta jornada y para finales de 1977 invitó a los estados a proclamar de acuerdo a sus tradiciones y costumbres un Día de la Mujer, estableciéndose el 8 de marzo.

Y es que existe controversia con respecto a este día, ya que con el tiempo se convirtió en un día comercial y nace la pregunta ¿debemos o no decir feliz día?, es importante recordar que no es un día para celebrar, es un día para conmemorar el sufrimiento de muchas mujeres a lo largo de la historia, con el fin de reconocer y evidenciar la lucha que durante muchos años han realizado las mujeres para ganarse un lugar de respeto dentro de la sociedad y  así lograr estar en momentos como el actual, aunque en estos momentos las mujeres logran estar en muchos de los espacios sociales que existen, es importante resaltar que siguen pasando cosas en contra de las mujeres y sus derechos, no podemos permitirnos vivir en  el engaño o lo que es peor, ignorando la realidad que viven muchas mujeres en el mundo y en nuestro país.

Como sucede en estos momentos en Irán, que están intoxicando niñas en las escuelas y en Colombia, en donde más de 600 feminicidios ocurrieron en el 2022 y en lo que va del 2023 se registran más de 25; siguen asesinando mujeres, violentándolas en las calles, en sus casas y en los diferentes espacios en los que se desarrollan.

Pero tampoco está mal, dar importancia al día, mientras se haga desde el reconocimiento de los derechos, destacando lo que logran desde los espacios en los que se desempeñan. No está mal que tal vez por un día se retribuya un poco de todo lo que han tenido que vivir muchas mujeres a lo largo de la historia para ganar respeto, para ser reconocidas y el 8 de marzo es un día para recordar, agradecer y reiterar la lucha diaria por los derechos de la mujer. Haciendo una invitación a que todos y todas desde los espacios en los que nos desarrollamos reconozcamos los derechos y la equidad.

Así que cada 8 de marzo es una oportunidad para reivindicar la lucha por la equidad y los derechos como mujeres, para conmemorar a las que no están y a las que día a día siguen en esta lucha. Porque las mujeres exigimos y merecemos vivir en un mundo sin miedo.

Vivas, libres y seguras.

PD: porque no hay mejor forma de conocer lo que piensan las mujeres que escuchándolas, les invito a escuchar todos los jueves de 6 a 7 de la noche, el programa Sin Brasier desde plusmasradio.com y el facebook live de Plus Más Radio.

Por: Erika Duarte Cuéllar. Comunicadora social y Periodista